Buscar en este blog que es mucho más que un blog:

domingo, 25 de septiembre de 2016

Evento Selección RNR

Evento Selección RNR

24/09/2016


Ayer mi despertador sonó sobre las seis de la mañana y a mí que ya se me había olvidado lo que es madrugar me quería morir. Primera parada: la gasolinera.

Después de la gasolinera tenía que conducir hasta Torrejón de Ardoz y allí recoger a ¨Rosa de España". Cogimos el primer autobús sobre las 8:15 en dirección a la estación para recoger a Kris L. Jordan (escritora) que venía acompañada de Silvana D. Saba (escritora). Desde allí tomamos rumbo hacia Atocha donde habíamos quedado con Mara Mornet (escritora y tardona) y Jessica Lozano (escritora y tardona como Mara). Entre espera y espera de las escritoras tardonas llegó como nuestra salvación Ángela Drei. Estoy segura de que sin ella aún estaríamos dando vueltas por Madrid, entre la estación de tren de Atocha y las inmediaciones del Parque del Retiro.

Recordemos: he cogido el coche de Pioz a Torrejón. En Torrejón he cogido junto a Rosa de España un primer autobús. Ya en la estación de trenes con Rosa, Kris y Silvana hemos cogido un tren hasta Atocha. En Atocha con Rosa, Kris, Silvana y Ángela repetimos autobús hasta las inmediaciones al Paseo Fernán Nuñez, 24. Una de las entradas al Parque del Retiro dónde se encuentra el emplazamiento donde nos han citado. ¿Qué dónde nos han citado? Ahora os lo cuento, foto incluida, no hecha por mí. Yo no caí en ese momento. Son ya las 10:15 de la mañana y hace mucho que me he despertado. Tengo mucho pero que mucho sueño, que se le va a hacer. Foto no hay pero lo que si tenemos es un video que está rulando por las redes sociales hecho por una compi de fatigas. Tendré que buscarlo.


El lugar donde nos han citado es Biblioteca Pública Eugenio Trías. Un lugar maravilloso. Me entraron unas ganas impresionantes de quedarme allí leyendo pero no se podía, yo había ido allí a aprender y aprendí mucho. Eso os lo puedo asegurar.
En la cola a la espera de que nos dejaran entrar surgieron las primeras risas, pero risas de acabar llorando y todo el rímel corrido. Que yo no llevaba, pero se me corrió el lápiz de ojos que ese siempre va conmigo. Y es que ayer aprendí mucho pero me reí mucho más.


El momento de aprender había llegado. Entramos en la biblioteca. A un lado personas estudiaban, al otro leían y yo envidiosa perdía.  Pero bueno, en otra ocasión será. Mi chico me dijo que podíamos ir un día y que mientras yo leía él se iba con las bicis de Madrid a dar una vuelta. Espero escribir un blog sobre ello porque significará que se ha hecho realidad.
Nada más llegar nos ofrecieron un desayuno a base de zumitos y pasteles que tengo que agradecer porque estaba muerta, moría y mata de hambre, pero también nos recibieron con unos regalitos que me gustaron mucho. Podéis verlos en la primera foto. A mano izquierda tenéis mi agenda y mi cuaderno de apuntes. A mano derecha los regalitos que constan de una libreta y dos marcapáginas. Como el marcapáginas no se ve muy bien en la foto os copio aquí debajito lo que ha escrito Mimi Romanz (escritora y correctora):
Intenta atrapar a tu inspiración antes de que se aleje volando
No sé a vosotr@s, pero a mí me parece una frase súper bonita. Bien, pues después de los regalitos y el desayuno empiezan las mesas redondas.
En primer lugar estuvimos con Mimi Romanz hablando de las correcciones. Fue una de las mesas que más me gustaron y de las que más aprendí junto a la mesa de Marisa Tonezzer que nos habló de la trama y los perfiles de los personajes. Recomendándonos centrar especial atención en la coherencia, los conflictos sin antagonismos, el realismo y los defectos de los personajes. Yo personalmente estoy cansada del hombre atractivo y la chica que tiene un vestido de marca en el armario, que no se ha puesto nunca y que le queda como un guante (este si que será mi próxima entrada en el blog). También nos aconsejo que trabajaramos los personajes secundarios, sobre todo si queríamos escribir una segunda novela o más en esos personajes que nos roban el corazón con sus acciones.
Después de estas dos mesas también hablamos con Rosa Gómez, la encargada de darnos una pequeña charla sobre las portadas de los libros. Tengo que recalcar que sus portadas son muy bonitas y muy trabajadas a pesar de venir de un banco de imágenes. El hecho de jugar con los efectos y la tipografía en los títulos hacen que sus portadas resalten frente al resto. Hacen muy buen trabajo, si señor.
Con Lola hablamos del marketing y del foro Rincón Romántico que lleva junto a Esther.
Uno de las mesas redondas en las que aprendí muchos trucos a la hora de corregir y la presentación de manuscritos fue la mesa dirigida por Lucía de Vicente, que nos dio las claves de una buena presentación, muy importante para mí ahora que estoy empezando en este mundillo literario.
Con Adolfo Martín hablamos de la propiedad intelectual y del código penal. Para no aburriros os paso los códigos: código penal 270 y 271.
Y con esto llegó la hora de irse a comer.

Rosa de España, Kris L. Jordan, Silvana D. Saba, Mara Mornet, Mabel Díaz y yo nos fuimos a comer a una tortillería. ¡Chiquillo, que cosas más rica! Venga, os pongo foto para daros envidia. Y así me ponéis cara los que no me conozcáis.
La tortilla que escogí fue una tortilla con cebolla (una tortilla sin cebolla es como un jardín sin flores) salmorejo, huevo duro, picatostes y jamón. Se llamaba: La cordobesa. Estos son los encantos de la dieta mediterránea. Todo muy sano y que no engorda na de na. El bar estupendo, maravilloso. Con una decoración exquisita pero no me acuerdo del nombre.


Sobre las cuatro regresamos al evento. Las mesas redondas ya no existían como tal. Las chicas RNR querían hablarnos un poco más sobre su trabajo. Una charla que no pasó desapercibida por ninguna de mis compañeras.


Después del evento tocaba volver a casa y al infierno que supone ir de transporte público en transporte público. En esta ocasión cambiamos el servicio. Así que paseíto hasta la estación de metro de Ibiza.
 Creo que hacía mucho tiempo que no me reía tanto. Llorar de la risa mientras hombres con gafas oscuras nos miraban como si estuviéramos piripis, pero no. No era esa la realidad.
Nota adjunta: Silvana D. Saba venía con nosotras aunque se sentará un asiento ´retiradas de nosotras. ;)

Después del metro, todavía nos quedaba comprar otro billete de tren hasta Torrejón. A Rosa de España y a mí también nos quedaba ir de regreso en autobús hasta casa y desde allí yo coger el coche de regreso a Pioz.
El caso es que salí de noche y volví de noche. Con el recuerdo de un día muy completito.
Muchas gracias a RNR por organizar este evento. He aprendido mucho. Y muchas gracias a las chicas de la foto de arriba, las locas de Metro Ibiza: Mara Mornet, Jessica Lozano, Mabel García, Silvana D. Saba, Rosa de España y Kris L. Jordan.

lunes, 19 de septiembre de 2016

¿Escritora o persona? ¿Por qué no las dos?

La escritora novata y Erica, esa soy yo.


Cuando era pequeña alguien me dijo que sería bailarina. He pasado mi infancia bailando flamenco.

Ya en la mayoría de edad me dijeron que sería conductora profesional. Pero todos se equivocaban.

Una parte de mí sabía que nada de eso sería real. Había cumplido la mayoría de edad y aún seguía bailando. Me apasionaba bailar y todo lo que conlleva. Pasaba las tardes ensayando en la academia El rincón del Puerto en Torrejón de Ardoz, Madrid con mi profesor Miguel y mis compañeras. Cada año terminaba con una actuación final, un nuevo vestido, nuevos tacones, nuevos complementos. Aquella vida era feliz y acomodada. No tenía más que preocuparme de estudiar (que no hacía demasiado), bailar y salir con mis amigos.
Y entonces decidí que había llegado el momento de dejar de estudiar. Quería trabajar. Y dicho y hecho. A la mañana siguiente empecé a trabajar. Ahora que ya ganaba mi propio dinero y que trabajaba quería un coche, y para eso tenía que sacarme el carnet de conducir. Y así fue como mi vida cambió. Tenía trabajo, me estaba sacando el carnet y seguía bailando. Con la cantidad de horas que pasaba a lo largo de la semana en el trabajo las quedadas con los amigos se fueron reduciendo de una manera alarmante. Ese ritmo de vida no tardo en costarme caro. Y me paso factura remitiendo en mi salud. Mi espalda no estaba bien. Fue entonces cuando tuve que dejar de bailar.
Por suerte para mí no tuve que dejar el baile del todo. Había estado bailando durante trece años y tenía la experiencia suficiente para ser yo la que estuviese al otro lado, detrás del escenario. Fue entonces cuando me convertí en profesora de sevillanas y flamenco en dos institutos de mi ciudad.
Aquello no duró más que dos años. Pero fue una de las mejores experiencias de mi vida en lo que al ámbito laboral se refiere. Justo cuando aquello terminó firmé mi primer contrato indefinido. Me gustaba mi trabajo por lo que me decidí a subir de categoría. Pero no solo quería subir un puesto, quería llegar hasta el final. Quería ser la primera en todo. Fue entonces cuando me puse a estudiar para sacarme el carnet de camión. Quería ser conductora y todo apuntaba a que lo sería. De las siete horas y media que trabajaba, seis las pasaba conduciendo furgonetas. Tenía experiencia al volante más que suficiente para dar un paso adelante. El 8 de Junio de 2013 aprobé. Me sentía orgullosa de ello porque había conseguido aprobar los tres exámenes a la primera a pesar de que mis compañeros, tanto de curso como de trabajo, no lo creían posible. Pero señores, llevo la conducción en la sangre. Soy nieta, sobrina e hija de conductores. ¿Qué se pensaban? Yo podía con eso y con más. Y así fue como me convertí en la primera conductora profesional de mi familia. Pero eso también acabo. En febrero del año siguiente hubo un recorte de plantilla y me tocó a mí entre más de cien personas.

Llevo desde entonces en el paro. He trabajado en cortos espacios de tiempo en todo lo que me ha ido surgiendo pero las cosas se han complicado ahora que solo tenemos un coche en casa y que vivimos en una urbanización aislada del pueblo en el que ahora tenemos la casa y que está como a veinte minutos de la primera ciudad. Y aunque me gusta vivir aquí, en Pioz, tengo que reconocer que el hecho de no tener coche me complica un poco mi día a día. Y más, estando acostumbrada a disponer de mi coche como y cuando quiero.

Desde ese momento he estado muy perdida en todos estos años. El apoyo de mi chico y mi familia ha sido muy importante para mí, pero acostumbrada a trabajar y a estudiar al mismo tiempo el estar en este limbo empresarial y personal me hacía sentirme de lo más incómoda. Mi rutina de vida ha cambiado por completo y aunque lo tengo más que asumido necesitaba un cambio en mi vida.
Fue entonces cuando me convertí en La escritora novata. Ser ese persona me ha cambiado la vida en todos los sentidos. Desde aquella noche de Agosto de 2015 en la que soñé con Sofía y José supe que algo bueno estaba por venir. A la mañana siguiente empecé a escribir. La historia de Sofía y José iba tomando forma día a día hasta que en Marzo de 2016 terminé la primera parte de Sofía bajo el título de Quererte.  Solo un mes después tenía mi primer contrato editorial.
Después de aquella firma todo lo que ha sucedido entorno a La escritora novata me ha dado tantas alegrías que ni me lo creo. En este momento estoy haciendo entrevistas, van a publicar uno de mis relatos cortos en una revista digital, van a promocionar el lanzamiento de mi libro en otra revista digital y en blogs literarios. He escrito parte del guión de la película Letanía oscura de Ángel Pulido basado en la novela corta Déjame  cuidarte de María Beatobe. En breve empezaré a trabajar en el guión de otra película y no paro de escribir.

Hoy mi blog va para todas aquellas personas que no supieron ver en Erica más allá de lo evidente. Más allá de la bailarina, más allá de la conductora y no supieron que dentro de mí estaba La escritora novata, esa parte de mí que de verdad me hace feliz, muy muy feliz.

P.D. Se que estoy escribiendo mucho en el blog y es posible que no pueda seguir con este ritmo tan intenso. Lo que si quiero decir es que ahora mismo estoy a tope con el blog. Tenía mucho que contaros. Muy pronto iré añadiendo apartados sobre libros, entrevistas y mucho más. 

domingo, 18 de septiembre de 2016

De paseo por Ikea... equivalente al tour de Francia pero más divertido


Entre lo práctico y lo absurdo

Si, práctico y absurdo son dos palabras que describen a la perfección a Ikea, ese grande de los muebles suecos y sus largas instrucciones. Pero tranquilos, esto no es ni mucho menos una crítica. Yo soy una enamorada del Ikea. Ayer fue mi día de suerte, convencí a mi chico para que me llevara al allí.

Hay que puntualizar que yo siempre tengo ganas de ir al Ikea, que todo de allí me gusta, que todo me hace falta y que todo tiene cabida en mi casa. Mi querido novio no opina lo mismo, claro está.
Pero con la llegada del nuevo catálogo no le quedó más remedio que asumir que el día había llegado. Después de un chasco con el portátil necesitaba un poco de alegría. El Ikea es un buen equivalente al chocolate.
Eran sobre las 18:30 más menos cuando nos subimos al coche hacia nuestro destino. Tengo que decir que yo llevaba preparada mi lista de la compra en la página web de la misma y es que había visto unos cuadernos que eran toda monosidad. Podéis ver que no engaño, son todo monería.

Hicimos nuestro particular Tour de Francia siguiendo el caminito gris y flechas blancas (que han puesto para que nadie se pierda y se quedé allí dando vueltas como si de un laberinto se tratara). En ese camino hicimos compras, todo para la cocina. Carece de total interés porque no había nada monoso en el interior de aquella incomoda bolsa amarilla.
Y entonces llegamos. Allí estaba aquel estante lleno de cuadernos. ¿Bonitos? Si. ¿Prácticos? Regular. ¿Absurdo? Regular. ¿Necesario? Regular, también. ¿Qué si los compré? Por supuesto.
De todo lo que llevaba en mi lista solo me traje para casa el pack que veis en la foto de arriba. Productos de papelería del Ikea Cuando llegué allí lo que vi no era lo que esperaba. Los cuadernos eran muy pequeños y no hablo de tamaño sino de grosor. Se quedan pequeños, por lo que no voy a poder usarlos para escribir alguna de mis novelas, que era mi idea. Ni siquiera como relato corto. Pero tranquilos todos. Ya le he dado un uso. Al menos a dos de ellas.
Ahora que me he comprado el portátil son tropecientas mil las contraseñas y perfiles que piden para hacer cualquier movimiento. Y mi memoria ya no da para mucho más. Es por ello por lo que he escogido el cuaderno de la izquierda. El formato es el mismo que el de los otros tres. Solo lo diferencia la portada. Este primer diseño es mucho más sobrio y desesperante. El dibujo se trata de líneas horizontales de un color rosa que no se como describir porque es... extraño. Es uno de esos colores que van acompañados o de otro color o de un adjetivo: estilo rosa fucsia, azul cielo, gris plata, etc, etc, etc...
Para el cuaderno del medio aún no tengo nada pensado, pero tranquilos, algo se me ocurrirá. Yo siempre tengo algo que apuntar. Y es que es lo que tiene tener mala memoria... Este cuaderno es el que más me gusta. El color de fondo es gris y liga a la perfección con los lunares en tonos rosas que lo decora.
El tercer diseño es el cuaderno de las redes sociales. Y su diseño es el más trabajado. Comparte con el anterior el tono gris del fondo, aunque mucho más oscuro. El dibujo en sí está formado por triángulos y rombos de los mismos tonos que los lunares del cuaderno anterior.

Mi conclusión con esta compra es positiva. Me gustan los cuadernos y todos aquellos productos que están entre lo práctico y lo absurdo. Si compartes gustos conmigo, corre y cómpralos.

Y si vas al Ikea no dudes en llamarme, que me voy contigo.







sábado, 17 de septiembre de 2016

Bienvenid@s a mi blog

Cómo crear un blog y no morir en el intento.

He intentado tres veces y en tres dispositivos diferentes crear el blog y ¡SIEMPRE! ocurre algo que no me permite  crearlo como es debido. ¿Queréis conocer lo que me ha ocurrido hoy?

En esta primera entrada quiero sincerarme con vosotros. Tengo que reconocerlo. La tecnología no es lo mío. Tan asumido lo tengo que he decidido que tengo que hacer un curso intensivo de informática, urgentemente.
Me temo que tendré que estar atenta a los tantos y tantos anuncios que tantas veces publican en las páginas web de los Ayuntamientos.
Seguiré informando sobre este acontecimiento en cuestión. Y si logro apuntarme al curso prometo entrada en los días de cursillo.
De momento dejo por hoy el tema del blog, que es sábado y hoy, yo por lo menos, no trabajo.